VENTAJAS DE TENER UNA PÁGINA WEB

¿Es útil tener una página web? nos preguntan muchos clientes y nuestra respuesta es contundente: Tener una página web es uno de los principales pasos para que un proyecto tome la seriedad y el profesionalismo que necesita. 
Aquí te damos las indiscutibles ventajas que obtienes al contar con un sitio web en Internet.


Es la tarjeta de presentación de tu emprendimiento
Las páginas web son elaboradas con diseños 100% personalizados por lo que se podrá buscar la estética adecuada para tu rubro. Además allí podrás tener toda la información que quieras mostrar de tu emprendimiento. Por lo tanto el diseño y el contenido del sitio web actuarán como carta de presentación de tu empresa reflejando la imagen corporativa que quieres mostrar.

Seriedad y profesionalismo
Tener un sitio web inspira confianza en el público que está buscando información de tu emprendimiento. Al tener un dominio propio ('.com', '.com.ar', etc) tu público percibirá mayor seriedad y profesionalismo. Además tienes la posibilidad de tener casillas de email personalizadas (no es lo mismo tener una dirección de email que sea "@gmail.com", a tener otra que sea, por ejemplo, "contacto@tumarca.com"). Todas estas herramientas le darán un prestigio indiscutible a tu emprendimiento.

Inspira confianza en la gente que te conoce
Si alguien conoció tu emprendimiento por otros medios y está interesado, podrá encontrar fácilmente más información sobre tu producto o servicio. Esto no sólo le dará al cliente la posibilidad de conocerte mejor, sino también le generará una sensación de confianza, credibilidad y seguridad al momento de contar con tus servicios.

Atrae a gente que no te conoce
Puede que haya gente interesada en tu producto o servicio pero aún no conozca tu marca, por lo que al realizar búsquedas en la web (generalmente en google), podrá encontrarte y considerarte una nueva alternativa ante sus necesidades.

Excelente relación costo/beneficio
Aún si tienes dudas de las ventajas de contar con una página web, hay que decir que en la actualidad su costo de creación y de mantenimiento es totalmente accesible, por lo que no deberías resignar la posibilidad de contar con esta herramienta.


Negarse a tener una página web y quedarse únicamente con las redes sociales es un error muy grande que hace perder fuerza a tu emprendimiento.

Si bien el furor por las páginas web se redujo con la llegada de las redes sociales, es momento de comprender que una cosa NO reemplaza a la otra y que ambas herramientas deben trabajar a la par.


Para más información, visita nuestro artículo: